Archivos diarios: 17/09/2010

LA LLUVIA INTERMITENTE PRESENTE TAMBIÉN EN LAS FIESTAS EN LA TARDE Y NOCHE DEL JUEVES

El jueves tenía como protagonista al pregonero DIEGO RUIZ GÓNGORA, respetado por la lluvia, durante su lectura. Antes, por la tarde, el agua suspendió el circuito ciclista, y volvió a aparecer a partir de las 2 de la madrugada.

Los pronósticos anunciaban agua para el jueves y madrugada del viernes, y la lluvia vino a darle la razón, aunque no impidió la diversión generalizada a lo largo del día.

Por la mañana ya se notaba que el jueves no habían ido muchos niños al cole. La plaza del ayuntamiento acogía a numerosas personas y a decenas de mascotas preparadas para participar en el concurso “MI MASCOTA Y YO”, en el que participaron medio centenar de perros, casi otras tantas aves, reptiles y otros animales que en la categoría de varios acogían lo mismo a un marrano vietnamita que un galápago. Todos hicieron su divertido paseillo ante el jurado para entretenimiento del público, finalizando con la entrega de premios, despertando gran admiración el aguila, aunque éstos fueran lo de menos. Tras los animales, las tracas infantiles volvían al alambre para dejar caer sus juguetes entre el estallido de petardos y el olor a pólvora.

Por la tarde, la lluvia impedía la realización del circuito en bicicleta por las calles de Dalías pero a su cese continuaba la actividad en la antigua plaza de las flores con una nueva representación de marionetas de “Peneque el valiente”, y en la plaza del Ayuntamiento las bicicletas participaban en la tradicional carreras de cintas, donde los ciclistas acreditaban su habilidad para engarzar el palo con la anilla y desplegar la cinta.

A las nueve de la noche, el septenario entraba en su recta final con la quinta de las funciones con un templo completamente abarrotado de fieles y devotos, mientras que por su escalinata suben sin cesar peregrinos que llegan a Dalías desde puntos dispares, incluso tan lejanos como Albondón, en la contraviesa granadina.

A continuación el Alcalde presentaba a Diego Ruiz Góngora, pregonero de las fiestas 2010, quién evocó desde el balcon consistorial sus vivencias juveniles, invitaba a participar de todos los actos, y se comprometía a difundir la devoción al Santo Cristo y las bondades de Dalías entre todos los españoles residentes en Mexico, donde reside. Tras la lectura del pregón un pasacalles recorría las plazas y calles invitando a la alegría y la fiestas.

A las 11 de la noche comenzaba en el Casino las primeras de los Bailes de Gala con las orquestas LIBERTAD INTERNACIONAL y PRIMERA PLANA, destacando en las primeras horas el servicio de numerosas cenas servidas por el restaurante Casino, y a las 1 de la madrugada se disparaba el primer Castillo de Fuegos artificiales amenizado con la música de la Asociación Músico Cultural Daliense, y en la antigua plaza de las flores la orquesta Milenio iniciaba la verbena popular.

La lluvia

Alrededor de las 2 de la madrugada la lluvia hacía de nuevo su aparición y apagaba algunos deseos de acudir al baile, o acudir a los pub, pero la fiesta no decayó y a las 4 cesaba la lluvia y las orquestas retomaron sus actuaciones en la terraza del Casino que se prolongaron hasta las 9 de la mañana. La lluvia obligó al refugio en los salones de invierno de la sociedad, donde los presentes aprovechaban este tiempo para conversar y compartir experiencias y opiniones, con gran ánimo y deseos de fiesta, que pronto pudimos retomar, con la esperanza de que las siguientes se vivan sin sobresaltos.

Albúm de fotos:

EL MIÉRCOLES MAS LÚDICO CON DIVERSIDAD DE ACTIVIDADES

El miércoles ganó el título de día mas marchoso, con la programación de actividades lúdicas que mantuvieron la fiesta en nuestras calles.

 

Nos detenemos en la programación del pasado miércoles para hacer un repaso de este día, que se iniciaba con la traca en la plaza para felicidad de los mas pequeños, aunque muchos aún estaban en el cole.

A medio día las terrazas del Casino acogían a un millar de personas, abarrotando las instalaciones, para disfrutar de la típica fritada con la que esta sociedad invita durante las fiestas a sus socios, socias y acompañantes, convirtiéndose en nuevo punto de encuentro y jolgorio, en el que se vive otro de los momentos más lúdicos de las fiestas. En esta ocasión colaboraron con el Casino, el responsable del Restaurante, Francisco Rodriguez Manzano, el “cocinero local” Alberto Ruiz Martín, y las asociaciones Dalayat, la Garita y Tercera Edad. Además de la “fritada” la Sociedad invitaba también a fresquita cerveza y refrescos, prolongándose el encuentro hasta casi las 4 de la tarde.

Por la tarde la plaza acogía una nueva edición del Concurso de Skateboard (monopatín), aunque este año con menor afluencia de público. Durante toda la tarde la plaza del Ayuntamiento se llenaba de saltos entre las instalaciones colocadas al efecto, saltando los “finalistas” desde el mismo escenario.

Por la noche, tras el septenario, la plaza y calles adyacentes se llenaban de música y jolgorio con la actuación de la charanga de Sorbas, que iniciando el recorrido en la plaza del Ayuntamiento, se iba deteniendo en las diferentes terrazas de los bares amenizando la velada, pintando sonrisas entre su público con los sonidos mas populares y los chascarrillos mas divertidos.

Y para completar la jornada del miércoles, aunque ya en la madrugada del jueves, a las una comenzaban los TOROS DE FUEGO. La esperada “corrida taurina” contó con 6 TOROS 6 + 1 sobrero y la presencia de los mejores “toreros comarcales”. Antes de prender la mecha, se homenajeo a la pirotécnia por el 30 aniversario de la celebración de esta actividad de forma ininterrumpida con la entrega de unas placas conmemorativas. Luego la corrida se saldó con apenas incidentes, pues apenas unas pequeñas rozaduras fueron atendidas en el ambulatorio, aunque se vivieron momentos de gran “diversión”, y la practica del “salto de carretilla” fue efectuada por todos los toreros y sus cuadrillas, incluso tras los “burladeros” situados en los callejones de acceso a la plaza donde se congregaba bastante público, al “saltar el toro la barrera” en repetidas ocasiones.

La noche terminaba en los pub y casetas que prolongaba la fiesta hasta la mañana del jueves.

Albúm de fotos: