EL VIERNES DEVOLVIÓ EL COLOR A LAS FIESTAS CON EL DESFILE DE CARROZAS

Tras la madrugada, la lluvia mojaba la “diana”. Luego llegaban a la plaza los juegos mas tradicionales antes de la traca, y a medio día volvía a caer la lluvia para remojar el tapeo, con escaso ambiente. En las primeras horas  de la tarde sale el sol, y el color de las carrozas devuelve toda la alegría a las calles en un extraordinario ambiente festivo.

El día comenzaba con la diana por la banda del a asociación musico-cultural daliense, que se interrumpía por una suave lluvia, que cesaba poco después y daba paso a los juegos infantiles en la plaza. Los juegos tradicionales llenaron de sonrisas a niños y mayores, viendo como los concursantes intentaban comer las manzanas que colgaban del alambre de “la traca”, o en el juego de fuerza donde la cantidad de los mas pequeños se imponía a la mayo fuerza de los niños mas grandes que a esa hora había en la plaza. Los juegos infantiles terminaban con la tradicional “traca” y su reparto de juguetes entre las explosiones.

A mediodía, la emisora de Onda Cero en Almería emitía en directo desde el porche del Ayuntamiento, realizando diferentes entrevistas para promocionar las fiestas, recibiendo también la visita de la lluvia que acompañaba a los que decidían tomar una cerveza entre escaso ambiente.

En las primeras horas de la tarde, el cohete anunciaba la gymcana motorista en la plaza del ayuntamiento entre merengues y alguna “copilla” para el “copiloto”. Y a las 7 de la tarde comenzaba la “cabalgata de las sonrisas” para muchos niños y niñas que cada año disfrutan sobre las carrozas, y viendo a su paso el colorido de sus figuras. Esta tarde las calles se llenaron de cientos de personas de todas las edades y quedó retratada por otro tanto de máquinas de fotos y video que inmortalizaban a los pequeños (y no tan pequeños) vestidos de flamenco para la ocasión. Amenizaban el cortejo un pasacalles con los personajes de Bob Esponja, y la Banda de Música de Dalías.

El repique de campanas para el septenario se mezclaba con el murmullo que abarrotaba la plaza y sus calles adyacentes entre participantes de las carrozas y los miles de peregrinos que llegaban ya hasta la iglesia. El Real de la feria se vistió de gala para recibir a miles de personas en esa tarde, y las terrazas de los bares rebosaban clientela y alegría que prolongaban su salida hasta la quema del segundo castillo de fuegos artificiales. En la antigua plaza de las flores sonaba la música de la verbena popular, y en las terrazas del Casino se daban cita varios miles de personas que no dejaban un hueco sobre su pista, tras haber degustado sus cenas. La iglesia cierra sus puertas pasadas las 3,30 de la madrugada ante los miles de peregrinos que han anticipado su llegada ante el Santo Cristo.

Albúm de fotos:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s