Archivos diarios: 28/11/2010

SOS para el patrimonio de Dalías

Asociaciones, vecinos y autoridades piden que se actúe en monumentos como la garita o Al-Hizam

LAURA MONTALVO 28-11-2010 www.ideal.es
Dicen que para respetar y cuidar el patrimonio lo primero que hay que hacer es conocerlo y para ello, difundirlo. Pero es que antes de todo hay que recuperarlo y no dejarlo morir.
Porque ese sentimiento, el de que se está dejando que desaparezcan los vestigios históricos, es el que tienen muchos vecinos y vecinas de Dalías, que ven como año tras año y pese a la urgencia, sus monumentos se vienen abajo, como es el caso de la torre de la garita o la ermita de los dolores.
El párroco del núcleo daliense de Celín, don José, ha querido hacer una llamada de atención a las autoridades y quiere lanzar a través de este diario un SOS para salvar el patrimonio y es que «es una pena, pero se está hundiendo la ermita de los Dolores y su torre en el paraje de Al jizar de Celín. Necesita una actuación urgente y lanza un mensaje de SOS a quien corresponda antes de que el ADN, la identidad de Dalías desaparezca. Tiene mucho valor ahora que sigue en pie, es urgente que se actúe primero en el patrimonio que queda en pie antes de que se reconstruya algo que ya ha desaparecido». La torre de Al-Hizam tiene la categoría de monumento, es un Bien de Interés Cultural de origen nazarí pero está muy deteriorada, y la cúpula de la ermita se ha caído. Como también está desapareciendo la torre de la garita, otro BIC que pertenece al periodo nazarí, entre la segunda mitad del siglo XIII y la primera mitad del XIV. Los análisis realizados análisis le atribuyen funciones religiosas, de retiro, de vigilancia y defensa. Está prácticamente destruida y sólo se conservan los restos de un muro.
 
Actuaciones previstas
Los vecinos temen que además del paso del tiempo las inclemencias meteorológicas acaben con su monumento, y desde la delegación de Cultura se hizo un diagnóstico sobre su estado pero no se ha actuado.
También hay otro estudio e incluso proyecto de rehabilitación para los Baños de la reina, también en Celín. Es un edificio del siglo XIII, con tres naves paralelas adosadas cubiertas por bóvedas de cañón perforadas con lumbreras. Fue abandonado para su uso original en el siglo XVI. En 1985 se llevaron a cabo obras de limpieza y excavación, refuerzo y consolidación de la estructura, y la restitución formal de la bóveda de la primera nave, pero también se viene abajo. En 2008 estaba previsto que su rehabilitación entrara en el 1% cultural de Fomento, pero según ha explicado la delegada, Yolanda Callejón, «hay un problema con la titularidad, es de varios propietarios y el ayuntamiento nos ha entregado un documento con la cesión de sólo uno de ellos. No podemos actuar con dinero público en bienes de titularidad privada, hay que esperar a la cesión completa, por eso no se ha actuado, pero hay un proyecto para su recuperación y puesta en valor». Y también se tiene intención de actuar con la torre de la garita y con la ermita, cuestiones «en las que estamos trabajando», según la delegada.
El problema es que se lleva demasiado tiempo con esa intención, según Pilar López, concejala de Cultura en el ayuntamiento de Dalías. «Nosotros no podemos actuar, es competencia de Cultura, y se necesita algo urgente porque se cae nuestro patrimonio, y estamos convencidos de que nadie quiere que desaparezca. Está destruyéndose sin que nadie lo remedie. Se nos han prometido muchas actuaciones pero no llegan y es una pena ver como se caen sin poder actuar».
Conscientes de la necesidad de difundir y conocer el patrimonio local, la asociación Cultural Talia, de Dalías, organiza desde hace tres años unas jornadas de patrimonio, y a la hora de analizarlo para este reportaje sus miembros reconocen que se encuentra «muy deteriorado, con posibilidad de pérdidas irreversibles si las administraciones no actúan de forma inminente». Esta llamada de atención la quieren hacer de forma especial «sobre la torre de Al Hizam, cuya cubierta está totalmente destrozada, al igual que el techo de la ermita», y también sobre la Garita, «en cuya base hay una enorme cavidad que hace predecir un próximo derrumbamiento, además de las grietas que hay en los restos que quedan. Alrededor del valle de Dalías había numerosas torres vigías de las que apenas quedan restos porque se han ido cayendo (torre de las Moriscas, torre de Aljandar…), siendo su pérdida ya irreparable».
Jornadas de patrimonio
 
Talia también quiere hacer un llamamiento sobre la conservación de los yacimientos arqueológicos de El Cerrón y Altos de Rebeque, «que se encuentran sin protección y son expoliados por desaprensivos, cuando lo interesante para el municipio sería ponerlos en valor para el desarrollo de Dalías, dado la importancia que sin duda tienen».
Entre ayer sábado y hoy domingo este colectivo está celebrando en el Casino sus III Jornadas sobre patrimonio, inauguradas ayer por la delegada y en cuya presentación el presidente de Talia, Gabriel Lirola, hizo un llamamiento sobre la necesidad de conservar el patrimonio, que es «la identidad de un pueblo y el fundamento del mañana que legaremos a las nuevas generaciones». De nuevo cuentan con expertos e historiadores que realizaron ponencias sobre religiosidad, oficios antiguos, Dalías en el siglo XIX, el padre Rubio o la ganadería daliense, y los asistentes degustaron además el patrimonio gastronómico, como tortilla de présules o migas. Para hoy está prevista una visita al museo del Padre Rubio, a las 10.00 h. y una proyección sobre el patrimonio histórico y cultural.