Archivos diarios: 26/05/2011

El restaurador del Cristo de la Luz de Dalías desaconseja algunas prácticas de la procesión

La Hermandad ha realizado una copia digital para asegurar su conservación y Marcos Cruz explicó el proceso de escaneado
 
www.ideal.es 22.05.2011 LAURA MONTALVO
 
Tras la restauración de la talla del Cristo de la Cruz de Dalías entre finales de 2007 y principios de 2008, los dalienses han recibido este mes de mayo una muy buena noticia: el Cristo está en condiciones perfectas.
Y no lo han dicho sólo desde la hermandad que preside Francisco Maldonado, sino que el restaurador Marcos Cruz, de los talleres Cruz Solís de Las Rozas (Madrid), encargado de la actuación, se lo dijo a los dalienses hace unos días, tras comprobar detalladamente la imagen después de ofrecer una conferencia en los salones parroquiales en la que explicó algunas de las actuaciones que se llevaron a cabo en el taller madrileño, como el proceso de escaneado de la imagen.
Y es que la Hermandad del Cristo de la Luz ha decidido hacer una curiosa copia de seguridad de esta talla del imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci, que se venera en Dalías desde 1939. «Es un seguro de vida, lo hicimos aprovechando la restauración y nos aconsejaron hacer un escaneado completo, de manera que si ocurriera cualquier cosa se pudiera hacer una réplica exacta de nuestro Cristo, aunque ahora no pensamos en hacer ninguna copia, nuestro principal objetivo es registrar la imagen». Marcos Cruz, de la empresa madrileña Artes y Oficios de Restauración, es continuador de las labores iniciadas por su padre, el restaurador Cruz Solís, quien junto a su hermano participó de la restauración de la imagen del Santo Cristo de la Luz. El restaurador explicó en su charla que el proceso de escaneado se realiza mediante una cámara especial de infrarrojos que analiza la talla de manera tridimensional y recopila una serie de datos que posteriormente son guardados en un soporte magnético, y la hermandad custodia ese soporte con la información de la talla, por lo que «no hay un gran peligro de que se pueda copiar y alguien se dedique a hacer reproducciones».
Para el escaneado del Cristo se utilizó un escáner de «triangulación, con una alta definición basada en tres puntos que permite imágenes tridimensionales y copia al detalle perspectivas y medidas. Asegura Cruz que realizar este tipo de intervención es «muy importante para imágenes de gran devoción como la vuestra. Una imagen es insustituible, pero el escaneado mantiene su componente artístico», y recordó cómo en el incendio de la iglesia ocurrido en 1993 se podría haber perdido la imagen, pero con esta novedosa técnica, que hace a la Hermandad daliense pionera en la provincia «si hubiera ocurrido una desgracias se podría haber hecho una reproducción exacta al cien por cien».
Advertencias
Tras informar de esa técnica, Marcos Cruz acompañó a miembros de la hermandad, como el hermano mayor, el secretario Francisco Lirola o el encargado de mantenimiento de la imagen, Ezequiel Góngora para comprobar su estado.
El restaurador mostró su satisfacción «porque está en perfectas condiciones, se nota que lo cuidan mucho, está tal y cual se quedó en la restauración». Aunque aconsejaría que la talla no fuese tan tocada, entiende que no se puede ir «en contra de la realidad social, es un Cristo que tiene su historia y su devoción y sufre, como todas las tallas, sus salidas en procesión», pero sí que recomendaría «evitar cuestiones como la de echarle pétalos encima. Si no es imprescindible debería evitarse el riesgo, porque se le puede manchar y dañar con la humedad. Se pueden echar los pétalos justo antes de su paso, pero no deberían echárselos encima». Y también mostró su sorpresa cuando se enteró de que en los últimos años también se le está perfumando, como otra nueva tradición «pero eso es fatal, se le puede manchar e incluso disolver barnices» y recomendó que se tomaran precauciones al respecto. «Respeto enormemente la devoción y tradiciones, pero yo recomiendo lo mejor para la conservación de la talla».