EL PADRE RUBIO PROCESIONÓ HASTA CELÍN

Con motivo del X Aniversario de su Canonización y coincidiendo con el 149 aniversario de su nacimiento, San José María Rubio procesionó con carácter extraordinario hasta la parroquia de San Miguel en Celín.

El Padre Rubio en el interior de la Iglesia de Celín

El Padre Rubio en el interior de la Iglesia de Celín

San Miguel recibió en su templo a San José María Rubio para celebrar el X Aniversario de la canonización del daliense mas universal y primer santo de la provincia de Almería, coincidiendo con el 149 aniversario de su nacimiento en una casa de Dalías en la calle que hoy lleva su nombre, iniciando la procesión precisamente desde el Oratorio que hay junto al lugar donde nació, tal y como había previsto la Junta de Gobierno de la Hermandad.

La procesión congregó a un numeroso grupo de devotos que partiendo desde la calle Padre Rubio, subía por esa calle en dirección hacia la población de Celín. Previamente las vecinas y vecinos engalanaron la calle con macetas y bordados que colgaban de terrados y balcones, sumándose a la comitiva al paso del trono que portaba la imagen del santo que se guarda en dicho Oratorio.

La procesión tras alcanzar la calle Real de Celín, llegaba a la Placeta de San Miguel, donde vecinos y vecinas junto al párroco de Dalías-Celin, Juan Carlos Morales Morell, recibían a San José María Rubio y lo acompañaban hasta el interior de la Iglesia parroquial de San Miguel. Allí, ante las imágenes del patrón celinense y el santo Padre Rubio se celebraba la eucaristía conmemorativa de ambas efemérides.

A la finalización, y antes de volver de regreso hasta el Oratorio en Dalías, la parroquia de Celín invitaba a todos los asistentes a una fresquita sangría en la misma Plaza de San Miguel, agradeciendo así los propios vecinos de este núcleo la llegada del Padre Rubio a su localidad, manifestando su deseo de que pronto se repita.

CIMG0952

 

CIMG0927