Denuncian al Ayuntamiento de Dalías por malversación en la obra de la guardería

La actuación, con una inversión de casi un millón de euros, se habría hecho “prescindiendo del procedimiento legal”

La coordinadora de IU en Almería, Rosalía Martín, el concejal Francisco Cecilio Gómez, y Rodrigo González en la puerta de la Audiencia Provincial / F. G.

La coordinadora de IU en Almería, Rosalía Martín, el concejal Francisco Cecilio Gómez, y Rodrigo González en la puerta de la Audiencia Provincial / F. G.

http://www.ideal.es/almería  14.11.2014

La Fiscalía ha formulado denuncia contra el Ayuntamiento de Dalías (Almería) para que se investigue la contratación de la obra para la construcción de la guardería municipal en 2008 al considerar que existen indicios de la presunta comisión de delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.

La denuncia ha sido remitida al Decanato de los juzgados de Berja para reparto y pide la incoación de diligencias previas para comprobar los hechos comunicados al Ministerio Público por un particular, que formuló demanda contra el alcalde, el independiente Jerónimo Robles, y que se averigue quiénes serían los responsables.

La causa por vía penal que ahora se abre a instancias del Ministerio Público deriva de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo 2 de Almería que concluyó que la “contratación de diversas obras” en el municipio, y “en especial, de la guardería con la empresa Construcciones Ruiz y Gutiérrez Alhizam SL” se hizo “sin ninguna formalidad, prescindiendo del procedimiento legal”.

Precisamente la adjudicación de esta actuación, con un presupuesto de casi un millón de euros, también ha sido llevada este viernes a la Fiscalía por IULV-CA, que, de mano de su coordinadora provincial y parlamentaria andaluza, Rosalía Martín, ha registrado una segunda denuncia para que se investigue. Según han indicado fuentes jurídicas, esta se uniría al procedimiento penal que se va a incoar en Berja.

La Fiscalía pide en su denuncia, de 6 de noviembre, que se oficie al Ayuntamiento de Dalías para que el secretario de la corporación remita copia testimoniada del expediente administrativo tramitado para la construcción de la guardería en la calle 1 de mayo del municipio, o de la documentación que exista al respecto, o en su defecto, que certifique que no hay expediente o documentación alguna al respecto.

Interesa, al hilo de esto, que el juzgado que se haga cargo de la instrucción de la causa oficie a la Policía Judicial para que realice una investigación de los hechos denunciados y que se incorpore al citado procedimiento penal la sentencia dictada por el titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería y la denuncia que interpuso un particular.

El Ministerio Público considera que, examinado el contenido de esta denuncia y la citada resolución dictada en 2012, los hechos pueden ser constitutivos de un presunto delito de prevaricación del artículo 404 del Código Penal y un delito de malversación de los artículos 432 y siguientes del Código Penal “sin perjuicio de lo que resulte de una más depurada investigación”.

Denuncia de IU

Las presuntas irregularidades en la construcción de la guardería municipal en 2008, cuya investigación ya está judicializada, han sido denunciadas, asimismo, este viernes ante la Fiscalía Provincial por la coordinadora provincial de IULV-CA, Rosalía Martín, quien ha estado acompañada del portavoz de la coalición de izquierdas en el Consistorio, Francisco Cecilio Gómez.

En su escrito, además de solicitar que se investiguen los hechos, interesa la práctica de diversas diligencias al juzgado, entre ellas, las testificales de quien era concejal de IU, Feliciana Gallegos, así como del arquitecto y el arquitecto técnico de la obra.

Según han explicado, la mercantil Construcciones Ruiz y Gutiérrez Al Hizam SL, llevó a la justicia al Ayuntamiento de Dalías por el impago de las obras, y la sentencia que condenó al Consistorio a abonar 993.189,92 euros más los intereses de demora reveló que quedaba acreditado “a tenor de las declaraciones vertidas en sede judicial, que las obras en cuestión, se pactaron sin ninguna formalidad, entre el alcalde de Dalías y el legal representante de la mercantil actora, sin contar con proyecto alguno y sin expedir certificaciones de obra”.

Actuación “apalabrada”

La propia sentencia, en la que no se ordenó, sin embargo, que se dedujera testimonio, concluye que resulta “reprochable” que el Ayuntamiento “permitiera el inicio de unas obras cuya contraprestación no estaba fijada en ningún documento, sino que estaba, en el mejor de los casos, apalabrada”.

Los datos aportados por IULV-CA señalan que, con fecha 30 de enero de 2007, se presentó al pleno el anteproyecto redactado por el arquitecto municipal para la construcción de la guardería infantil de Dalías, cuyo presupuesto ascendía a 762.751,49 euros a financiar con recursos procedentes del Patrimonio Municipal de Suelo.

El interventor, en su informe, trasladó que los fines de dicho recurso no se correspondían con la inversión propuesta y, entonces, se propuso abrir un procedimiento de contratación administrativa por el procedimiento negociado sin publicidad, delegando en la Alcaldía todas las facultades delegables de contratación que corresponden al Pleno.

En el acta de ese pleno se recoge que la entonces concejala de IU, Feliciana Gallegos, manifestaba que no se explicaba “cómo es que las obras se estaban ejecutando ya y cómo se habían contratado”.

En fecha de 4 de mayo de 2007 se redactó un convenio urbanístico entre el regidor Jerónimo Robles Aguado y el administrador único de la mercantil ‘Construcciones Ruiz y Gutiérrez Al Hizam S.L.’ por el que se acordaba la construcción de una guardería municipal por parte de la empresa constructora, por un valor de 914.744,07 euros, “entregándose a cambio a la constructora los terrenos incluidos en la UE-50 integrada en el patrimonio municipal del suelo”.

La constructora no llego a firmar el citado convenio, lo que conllevo que el Ayuntamiento de Dalías tuviera que hacer frente al pago monetario de la construcción de la guardería, por sentencia judicial.