El Casino de Dalías repasa con sus socios un año cargado de cultura y espectáculo

La entidad rinde cuentas ante sus 1.050 socios y destaca la incesante actividad de un edificio concebido para el ocio desde 1905

casino-ideal

Diario IDEAL – MARÍA TORRES

El Casino de Dalías funciona durante esta semana a pleno rendimiento. Los dalienses rinden tributo al Cristo de la Luz en unas fiestas que saben a tradición y huelen a pólvora. Coincidiendo con esta celebración, el colectivo hace balance de la actividad social, cultural y de ocio generada a lo largo del último año.

Ha pasado más de un siglo desde que una peña de amigos decidiese fundar un casino en Dalías. Cada miembro arrimó el hombro aportando 100 pesetas por cabeza. Su sede actual, ubicada en el número cuatro de la calle a la que da nombre, costó alrededor de 6.500 pesetas. Se concibió como un espacio para la cultura y el recreo, donde quedaba terminantemente prohibido mantener discusiones políticas o religiosas. Cuando han pasado 111 años de su puesta en marcha, la razón de ser de aquella iniciativa sigue viva. A lo largo de 2016, el Casino de Dalías ha sido testigo de distintas jornadas relacionadas con el pilar económico de la comarca, la agricultura, y con otros temas de interés general como las herencias y los testamentos. En este emblemático edificio de la localidad se han presentado libros, como el de Álvaro J. Vizcaíno -Seré Tus Ojos- y se han impartido talleres de cocina y de bailes de salón. Exposiciones, conciertos y degustaciones se han ido sucediendo a lo largo de los meses creando una programación cultural paralela que ha atraído a vecinos y visitantes. La Fiesta del Socio, la celebración del Carnaval o la Gala Unicef son ya ‘clásicos’ en la programación del Casino.

Satisfecho por la actividad registrada, su presidente, José Gabriel García, ha rendido cuentas ante los 1.050 socios que componen actualmente el Casino. García Lirola también ha subrayado la recuperación de la antigua discoteca, una zona «perdida y desaprovechada» que ha sido remodelada para convertirla en un salón de música, un espacio más al servicio de distintos eventos. Por otra parte, el presidente del Casino ha recordado el premio recibido este año por parte de IDEAL. «Es el primer reconocimiento, público o privado, que ha tenido el Casino de Dalías en sus 111 años de historia y es por eso que hablamos de satisfacción y alegría, que debe ser de todos ustedes, de los socios, que son lo que consiguen que esta casa haya estado abierta tanto tiempo», reconoce en su balance.

Cenas de etiqueta para cumplir con la tradición

El Casino de Dalías inaugura el jueves sus bailes de sociedad. El colectivo mantiene el nivel de las orquestas para hacer de la música en directo un espectáculo en toda regla. A la cuidada elección del menú y de la decoración, se suma la tradición de vestir de etiqueta. No está permitido quitarse ni la corbata ni la chaqueta a lo largo de la noche. Tampoco se recomienda llevar vasos o cigarros encendidos a la pista de baile. Para acceder a uno de estos bailes de sociedad, que se prolongan hasta el domingo, es necesario poseer el carnet de socio o adquirir una invitación. El último día, el día grande del Cristo de la Luz, se ofrece una degustación de huevos fritos con patatas ya de madrugada. El Casino de Dalías también ha reservado un espacio para los más pequeños con la representación de Sueños de Azúcar, Caperucita y la Loba Lola. Será el sábado, a partir de las seis de la tarde.

Desde hace dos años, el Casino de Dalías forma parte de la Federación Española de Círculos y Casinos Culturales. Único en Andalucía Oriental, se ‘codea’ con los casinos más prestigiosos de España. Más información en: http://adra.ideal.es