Investigan a un vecino de Dalías por el uso de cepos en los que quedó atrapado un perro

La Guardia Civil investiga a un vecino de Dalías tras colocar trampas no autorizadas en su finca y provocar que un can quedara atrapado

perroencepo

La Guardia Civil investiga a un vecino de Dalías tras instalar varios cepos de caza ilegal alrededor de su corral donde quedó atrapado un perro, que resultó gravemente herido.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de marzo, cuando agentes de la Guardia Civil de Dalías recibieron una llamada de la Central Operativa de Servicios (C. O. S. – 062) de la Comandancia de Almería donde se alertaba que en un camino cercano a la localidad de Dalías, conocido como Camino Viejo Celín, se encontraba un perro herido y atrapado en un cepo.

Rápidamente se trasladó hasta el camino una patrulla de la Guardia Civil en cometidos de seguridad ciudadana por la zona, cuyos agentes comenzaron a recorrer el camino, escuchando poco después los fuertes aullidos de un perro, procedentes de una zona de invernaderos.

Guiados por los aullidos del can, los agentes llegaron hasta el lugar, observando un perro mestizo con la pata delantera derecha atrapada en un cepo de caza ilegal, así como un segundo cepo justo al lado, ambos instalados en las inmediaciones de un corral de gallinas.

Los agentes intentaron abrir el cepo, difícil labor ya que era de grandes dimensiones y contaba con un fuerte muelle, a lo que se sumaba las acometidas que realizaba el can contra los agentes de la Guardia Civil cuando estos intentaban manipular el cepo.

Con gran esfuerzo, finalmente la Guardia Civil logró abrir el cepo y liberar al can, el cual al percatarse de que había sido librado de los hierros, huyó del lugar a gran velocidad, llamando la atención de los agentes la cojera que mostraba el animal, el cual hasta el momento no se ha podido localizar.

Posteriormente los agentes de la Guardia Civil iniciaron las actuaciones necesarias para localizar al propietario de la finca en la que se había encontrado el animal atrapado, localizándolo el pasado 29 de de marzo, con el que los agentes mantuvieron varias entrevistas.

Finalmente la Guardia Civil llevó a cabo la investigación de esta persona como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 1 de Berja.

Anuncios