Archivo de la etiqueta: mascotas

FOTOS DEL DÍA DEL PREGÓN

El jueves se iniciaba con la primera de las dianas con la participación de la Banda de Dalías acompañada de cabezudos recorriendo la Calle Iglesia, Cuerdas y Camino del Peregrino hasta la Plaza del Ayuntamiento. A media mañana, se celebraba el concurso de mascotas. Por la noche, tras el septenario en honor al Santo Cristo de la Luz, Antonio Trujillo daba lectura del pregón desde el escenario de la plaza, y a continuación se inauguraban los bailes en las terrazas del Casino, con la interpretación del pasodoble Así es Dalías por la banda de nuestro pueblo.

20150917_094551

mascotas_apuntandose

caniche_de_pie_mascotas

dalmata_mascotas

gitanilla_mascotas

12047036_872409462812799_1520590756730531419_n

12042919_872409402812805_1117339640659469714_n

12032152_872409452812800_1275965027545922265_n

arbol_luces_casino

20150918_000219

20150918_000257

12036584_872410839479328_6063223786535553997_n

12007098_10205675237816066_2111336484_n

Anuncios

LA LLUVIA INTERMITENTE PRESENTE TAMBIÉN EN LAS FIESTAS EN LA TARDE Y NOCHE DEL JUEVES

El jueves tenía como protagonista al pregonero DIEGO RUIZ GÓNGORA, respetado por la lluvia, durante su lectura. Antes, por la tarde, el agua suspendió el circuito ciclista, y volvió a aparecer a partir de las 2 de la madrugada.

Los pronósticos anunciaban agua para el jueves y madrugada del viernes, y la lluvia vino a darle la razón, aunque no impidió la diversión generalizada a lo largo del día.

Por la mañana ya se notaba que el jueves no habían ido muchos niños al cole. La plaza del ayuntamiento acogía a numerosas personas y a decenas de mascotas preparadas para participar en el concurso “MI MASCOTA Y YO”, en el que participaron medio centenar de perros, casi otras tantas aves, reptiles y otros animales que en la categoría de varios acogían lo mismo a un marrano vietnamita que un galápago. Todos hicieron su divertido paseillo ante el jurado para entretenimiento del público, finalizando con la entrega de premios, despertando gran admiración el aguila, aunque éstos fueran lo de menos. Tras los animales, las tracas infantiles volvían al alambre para dejar caer sus juguetes entre el estallido de petardos y el olor a pólvora.

Por la tarde, la lluvia impedía la realización del circuito en bicicleta por las calles de Dalías pero a su cese continuaba la actividad en la antigua plaza de las flores con una nueva representación de marionetas de “Peneque el valiente”, y en la plaza del Ayuntamiento las bicicletas participaban en la tradicional carreras de cintas, donde los ciclistas acreditaban su habilidad para engarzar el palo con la anilla y desplegar la cinta.

A las nueve de la noche, el septenario entraba en su recta final con la quinta de las funciones con un templo completamente abarrotado de fieles y devotos, mientras que por su escalinata suben sin cesar peregrinos que llegan a Dalías desde puntos dispares, incluso tan lejanos como Albondón, en la contraviesa granadina.

A continuación el Alcalde presentaba a Diego Ruiz Góngora, pregonero de las fiestas 2010, quién evocó desde el balcon consistorial sus vivencias juveniles, invitaba a participar de todos los actos, y se comprometía a difundir la devoción al Santo Cristo y las bondades de Dalías entre todos los españoles residentes en Mexico, donde reside. Tras la lectura del pregón un pasacalles recorría las plazas y calles invitando a la alegría y la fiestas.

A las 11 de la noche comenzaba en el Casino las primeras de los Bailes de Gala con las orquestas LIBERTAD INTERNACIONAL y PRIMERA PLANA, destacando en las primeras horas el servicio de numerosas cenas servidas por el restaurante Casino, y a las 1 de la madrugada se disparaba el primer Castillo de Fuegos artificiales amenizado con la música de la Asociación Músico Cultural Daliense, y en la antigua plaza de las flores la orquesta Milenio iniciaba la verbena popular.

La lluvia

Alrededor de las 2 de la madrugada la lluvia hacía de nuevo su aparición y apagaba algunos deseos de acudir al baile, o acudir a los pub, pero la fiesta no decayó y a las 4 cesaba la lluvia y las orquestas retomaron sus actuaciones en la terraza del Casino que se prolongaron hasta las 9 de la mañana. La lluvia obligó al refugio en los salones de invierno de la sociedad, donde los presentes aprovechaban este tiempo para conversar y compartir experiencias y opiniones, con gran ánimo y deseos de fiesta, que pronto pudimos retomar, con la esperanza de que las siguientes se vivan sin sobresaltos.

Albúm de fotos: