Archivo de la etiqueta: patrimonio cultural

SE CELEBRARON LAS III JORNADAS DE PATRIMONIO DALIENSE

Medio centenar de dalienses y otros amigos de la provincia, se reunierón el fin de semana para estudiar y conocer el patrimonio de nuestro municipio.

Las III Jornadas sobre patrimonio daliense se han celebrado a lo largo del pasado fin de semana, con la asistencia de medio centenar de personas, la mayoría vecinos y vecinas de Dalías a quienes se han unido otros amigos del mundo cultural de la provincia.

El acto inaugural se iniciaba pasadas las 10:15 horas, tomando la palabra Gabriel Lirola, presidente de TALIA, quién en su intervención hacía una reflexión sobre la necesidad de concervar y preservar el patrimonio local, y la necesidad de que las administraciones se implicaran en ello. Tras él fueron tomando lo palabra sucesivamente el presidente del Casino, el párroco de Dalías, José Juan Alarcón Ruiz, también Vicario Judicial y Delegado Episcopal para las Causas de los Santos entre otras ocupaciones, Jorge Gutiérrez González, concejal de Turismo y Deportes, cerrando las intervenciones Yolanda Callejon, Delegada Provincial de Cultura, quién declaraba inauguradas las jornadas.

Iniciaba las sesiones la intervención de Valeriano Sánchez Ramos con una exposición sobre «Las estampas devotas» como patrimonio inmaterial en La Alpujarra. Tras una pausa para el café con bollería de panificadora «Callejón y Lirola», las sesiones continuaban con la exposición de Alejandro Buendía Muñoz, director de los Museos de Terque, con una ponencia sobre «Mil oficios», que hizo recordar a los mas mayores los oficios mas antiguos, desconocidos algunos para los participantes mas jóvenes. Las sesiones de la mañana finalizan con la participación de Carlos Villoria Prieto, doctor en historia, que efectuó una interante exposición sobre el cuadro de San Emigdio que se encuentra en la parroquia de Celín, y que ha reaparecido recientemente muy deteriorado, que debe de proceder de comienzos de siglo XIX tras el terremoto que destruyó Dalías en 1804, por estar dedicada la advocación de este santo a la protección ante los terremotos.

Tras la comida las sesiones continuaron con la intervención del párroco de Dalías, José Juan Alarcón Ruiz, quién expreso su convencimiento de que la personalidad de San José María Rubio también forma parte del carácter daliense, teniendo al Santo Cristo como ejemplo de vida cristiana, conformando sus vivencias religiosas el patrimonio inmaterial de Dalías.
A continuación, Lorenzo Cara Barrionuevo hablaba de la ganadería en Dalías y su antiguo término municipal, las cañadas y vias de ganado, los algibes-abrevaderos, los grandes algibes o las cercas, utilizadas con motivo de la transumancia del ganado desde Sierra Nevada hasta las llanuras del Campo de Dalías, en que se trasladaba ganado ovino y caprino, además de vacuno e incluso porcino.
 
La intervención de Lorenzo Cara pondría fin a las ponencias previstas para el primer día de estas jornadas, aunque la actividad continuaba el domingo con la visita guiada al Museo de San José María Rubio diriga por Gabriel Lirola, quién iba explicando a los asistentes el contenido de cada uno de las vitrinas y paneles del primer espacio museístico. La actividad dominical continuaba de nuevo en los salones del Casino con la proyección del audiovisual «El patrimonio histórico y cultural de Dalías» elaborado por los miembros de la propia asociación cultural TALIA, en el que se incluyen las imágenes del cuaderno del mismo nombre editado por este colectivo, tras lo cual se iniciaba una mesa redonda en la que participaban los propios asistentes, debatiendo el estado del patrimonio y concluyendo en la necesidad de crear un archivo donde conservar los elementos patrimoniales del municipio para su exposición en el futuro museo local.
 
Finalmente, el presidente de TALIA clausuraba las jornadas, efectuando una proposición verbal a todos los asistentes sobre la conveniencia de requerir a las administraciones pública para que a la mayor brevedad procedan a efectuar los trabajos necesarios que garanticen la conservación del patrimonio daliense, proposición que fue aceptada por todos los asistentes, por lo que en los próximos días, la asociación pondrá en conocimiento del Ayuntamiento y Consejería de Cultural el acuerdo adoptado durante las jornadas. Tras ello le hacía entrega al presidente del Casino de una placa conmemorativa de las III Jornadas sobre el patrimonio daliense, celebradas en las dependencias de esta centenaria sociedad daliense, compartiendo después todos los asistentes un aperitivo donde comentaron el desarrollo de la actividad y efectuaron sugerencias ya para la IV edición de la misma.

Albúm de fotos:

CUATRO BECAS ACERCAN LAS JORNADAS DE PATRIMONIO AL ALUMNADO DEL IES «CIUDAD DE DALÍAS»

La A.C. Talia, organizadora de las III Jornadas de Patrimonio Daliense, ha invitado a la Dirección del I.E.S. “ Ciudad de Dalías”  para que haga la selección entre el alumnado de 4º curso de la E.S.O.

[ http://daliito.blogcindario.com/ ] Como en la edición anterior, y con el objetivo de acercar el estudio y conocimiento del patrimonio municipal a los jóvenes del municipio, se han convocado unas becas para que cuatro alumnos y/o alumnas del IES “Ciudad de Dalías” participen en las III Jornadas de Patrimonio con coste cero, para lo cual se ha propuesto a la Dirección del IES que efectúe la selección de los participantes entre el alumnado del Cuarto curso de Secundaria.

Un año más, el número de becas se mantiene en cuatro alumnos y/o alumnas, esperando que ello también anime la inscripción de otros compañeros y compañeras, y disfruten con el contenido de las ponencias, como la sociedad daliense a comienzos del siglo XIX tras los terremotos, la ganadería en nuestro término y su comarca, el patrimonio espiritual a través de las “estampas devotas”, y el Padre Rubio como valor del patrimonio daliense, así como los oficios tradicionales; e igualmente en el desarrollo de las actividades complementarias, almuerzo de nuestro “patrimonio gastronómico”, exposición “estampas devotas”, o la una visita guiada al Museo del Padre Rubio.

  [DESCARGAR BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN] [VER PROGRAMA]

LAS III JORNADAS DE PATRIMONIO ESTUDIARAN NUEVOS TEMAS DALIENSES

El último fin de semana de noviembre acogerá las 3as. Jornadas de Patrimonio Daliense, en las cuales se estudiaran nuevos valores patrimoniales del municipio, complementando las ediciones anteriores, y como aquellas, cuentan con la subvención de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía dentro del programa de ayudas de Cooperación Cultural 2010. 

El sábado 27 se desarrollarán las charlas y el domingo 28 por la mañana se realizará un recorrido por un lugar emblemático de la localidad tras el cual se proyectará el audiovisual sobre el Patrimonio Histórico y Cultural de Dalías que finalizará con el acto de clausura. En los próximos días anunciaremos los contenidos de las jornadas y se abrirá el periodo de inscripciones.

TERQUE CELEBRA LA VIII JORNADA DE RECUPERACION DE OFICIOS ANTIGUOS

Como en  las anteriores jornadas los trabajos relacionados con la agricultura parralera han sido el  centro vertebrador de las actividades: la elaboración de los tradicionales barriles para la uva de embarque y  los trabajos del  enfaenado de la uva: peso de la uva con romana, limpieza y envasado y acarreo de cajas y barriles con bestias. 

Afilador, Aguador, alfarero, arriero, artesano de alambre, artesano de caña, barbero, barrilero, carpintero, ceca de moneda, albañil, encuadernador, molinero manual, sastre, trabajador del esparto, fabricante de velas, fotógrafo minutero, grabador, cocinero, hilador de lana, costurera, bolilleras, lavanderas, planchadora, pregonero, tallador lítico, vendedor ambulante, sillero en anea, talabartero, cartero, turronero, pisador de uva, fabricante artesanal de queso, destilador de licores, fabricante de jabón casero, vendedor de colonia, matarife…
Los puntos suspensivos llegan para detener la relación. Si no fallan las cuentas, son 37. Pues eso, 37, sin contar varias de las actividades que incluyen las faenas de la uva y de la matanza, han sido los trabajos representados en la VIII Jornadas de Recuperación de Oficios Antiguos, que, organización del Ayuntamiento de Terque y la Asociación de Amigos de los Museos de Terque y el patrocinio de la Diputación Provincial, se celebraron el sábado día 2. La Plaza del Solar , flanqueada «por la Iglesia y por uno de los conjuntos de casas mejor conservado de toda la provincia», puso el escenario y las 11 marcaron la hora del inicio de la muestra de tales oficios.Toda la jornada estuvo amenizada por las canciones del grupo folklórico  El Auxar de  Laujar del Andarax recorriendo las calles del pueblo.
Mayores y jóvenes
«Con este evento pretendemos revivir varios oficios que en otro tiempo formaron parte de la vida cotidiana de los almerienses y que hoy, por diferentes circunstancias, prácticamente han desaparecido del mercado laboral o, en el mejor de los casos, se realizan de una forma esporádica y minoritaria», manifiestan los organizadores. Se pretende igualmente con la jornada «difundir los saberes orales y las prácticas tradicionales entre las personas mayores que las reviven y actualizan en su memoria así como entre los más jóvenes para que conozcan y aprendan algunos aspectos culturales que vivieron sus padres y abuelos».
Cada edición ha sumado tanto nuevos oficios como nuevos pueblos participantes y, si en los inicios se limitaron prácticamente a Terque y a las faenas relacionadas con la uva, en esta octava edición, sin que ninguno de esos dos elementos pierdan protagonismo, todo lo contrario, lo aumenten por el incremento del entorno, se acerca al medio centenar el número de oficios revividos -ahí está la relación registrado al inicio de esta información- y habrá representación de Almócita, Benahadux, Alboloduy, Huércal Overa, Alhama, Gádor, Alicún, Berja, Íllar, Lubrín, Ohanes y Purchena. (Dalías no estuvo representada en la jornada).
Añoranza y orgullo
Desde los organizadores se llama la atención de que cada uno de estos oficios constituía de por sí todo un arte, que conllevaba todo un aprendizaje, que tenía como una de sus bases la experiencia junto con la práctica. Se empezaba desde la niñez y como aprendiz. En aquellos tiempos, ¡¡¡gracias a Dios!!! no había becarios, aunque, en algunos ámbitos, hubiese becados. Algunos de esos oficios compartían su ejercicio fijo, con lugar de trabajo estable, y su ejercicio ambulante, es decir, el trabajador recorría varias zonas geográficas en una extensión que dependía de varias y diversas circunstancias. Desde otra perspectiva, también se puede hablar de oficios que permitían dar una segunda, tercera o más oportunidades a utensilios. Como ejemplos, aparecen el afilador y el lañador. El primero -distinguible, identificado y sobre todo audible por su característico silbato y su destreza al tocarlo- facilitaba la duración de cuchillos, navajas y tijeras mientras que el segundo posibilitaba la continuidad en el uso de cántaros y fuentes. Un doble sentimiento se recoge cuando se tiene la oportunidad de hablar con alguna persona que conserva aún su oficio. Por un lado, la pena y la añoranza por lo que significa de pérdida y de recuerdo de otros tiempos -mejor, para ellos-. Por otro, de satisfacción y de orgullo por la labor realizada y por sentirse en posesión de una especie de misterio.
Los Museos de Terque en su vocación de velar por el patrimonio etnográfico de la provincia, tanto de los objetos que custodia como de las experiencias y procesos que los generaron, intenta hacer una fiesta singular alejada de las difundidas, idénticas y comerciales fiestas “medievales” que se realizan en multitudes de pueblos de España.” 

Albúm fotográfico