Pólvora en honor al Santo Cristo de la Luz

Miles de peregrinos acuden desde este viernes al municipio de Dalías para participar en una fiesta religiosa muy particular

ABC Descenso del Cristo de la Luz

http://www.abcdesevilla.es 14.9.2013 RAQUEL PEREZ

Mencionar al Santo Cristo de la Luz del municipio de Dalías evoca unintenso olor a pólvora en quien ha asistido alguna vez a su celebración. Para el profano puede denotar un acto religioso, pero es mucho más que eso.

Como cada tercer fin de semana de septiembre los miles de peregrinos, procedentes de todo la geografía española, pues está considera como una Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, se visten con ropa y calzado cómodos para cubrir las diferentes etapas de que consta el periplo. Los más atrevidos no dudan en cubrir a pie distancias de hasta 50 kilómetros para llegar al pueblo, aunque el camino señalizado al efecto para la Romería nace en la barriada ejidense de Pampanico.

Pero no es hasta el domingo, día en que la imagen es descendida y situada en su trono, cuando se sirve el plato fuerte. La procesión, además de por la banda de música, va amenizada por la explosión de numerosos cohetes y fuegos artificiales e iluminada por bengalas.

Tras recorrer las calles de la localidad a hombros, el Cristo vuelve a su templo y es entonces cuando algunos creen que llega el fin del mundo. Tras subir la escalinata del edificio religioso de espalda a éste, preside el apabullante estruendo que provocan los miles de cohetes que desde laplaza de la Iglesia se proyectan contra el cielo. Tal es la magnitud, en su mayoría pagados con gusto por los peregrinos, que por unos momentos parece como si la noche invitara al día a sumarte a la fiesta.

La varillas de madera, prendidas por el fuego sobrevuelan las cabezas de los presentes, cuyo sentido del olfato queda totalmente colapsado por el penetrante olor a pólvora. Un aroma que que perdura varios días en el pueblo y toda la vida en los peregrinos.